Teva Pharma

Por qué los genéricos


Misma composición cuantitativa y cualitativa

Un medicamento genérico es todo aquel que presenta la misma composición cualitativa y cuantitativa en principios activos y la misma forma farmacéutica que un medicamento original y se reconoce por tener en el etiquetado las siglas EFG (Equivalente Farmacéutico Genérico).

Sólo su denominación es diferente al original

La principal diferencia está en la denominación: el medicamento genérico adquiere el nombre de la sustancia medicinal que lo compone. Los genéricos se comercializan en el mercado una vez que la patente del medicamento original ha caducado y que ha sido autorizado por el Ministerio de Sanidad.

Su calidad es idéntica a la del original

La calidad de los genéricos es igual a la de sus originales ya que se someten a los mismos procedimientos y controles que el resto de medicamentos y son aprobados y reconocidos por el Ministerio de Sanidad. Al igual que con cualquier otro medicamento, es el Ministerio de Sanidad el que autoriza y avala un medicamento genérico.

Está oficialmente aprobado por el Ministerio de Sanidad

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) es el organismo encargado de revisar, evaluar y autorizar la información contenida en las fichas técnicas de todos los medicamentos. La ficha técnica es la única información oficial que está avalada por la AEMPS y que se puede consultar a través de la página web www.agemed.es o bien en el teléfono 902 510 100.

Su uso contribuye a reducir el gasto sanitario

La consecuencia directa de la utilización de los medicamentos genéricos es que la reducción de precios supone un ahorro como mínimo del 40% con respecto al coste del medicamento original con marca equivalente antes de la salida al mercado del genérico. Los genéricos suponen un beneficio para el ciudadano, al pagar menos por el fármaco, al mismo tiempo que contribuyen a racionalizar el gasto público en medicamentos sin que por ello disminuya la calidad y la eficacia del genérico.